INCAPE

Investigador joven del INCAPE premiado por sus aportes a la salud pública

El arsénico es una de las 10 sustancias químicas que la OMS considera más preocupantes para la salud pública.


Foto: gentileza INCAPE.

 

El Dr. Gustavo Mendow -investigador en el INCAPE- recibió en el mes de octubre en la ciudad de Rosario, el Premio JCI TOYP a “Diez Jóvenes Sobresalientes de la Provincia” de Santa Fe, en la Categoría Desarrollo Científico o tecnológico. Dicha distinción fue en reconocimiento a su tarea en el área de la ciencia por un proyecto orientado a mejorar la calidad del agua consumida en la localidad de Progreso; como así también, por su interés en dar a conocer a través de charlas, y brindar soluciones, a aquellas comunidades implicadas. Progreso es una localidad de 2.500 habitantes, ubicada a 73 km al noroeste de la capital provincial.

«La comuna Progreso tiene una red de distribución de agua, pero los habitantes saben que no deben tomarla porque los niveles de arsénico se encuentran por encima de lo recomendado por el Código Alimentario Argentino; es solo para lavar el auto, bañarte, regar, pero no para tomarla. Por este motivo, Progreso tiene una planta de ósmosis que tiene un dispensar con agua potable para cargar bidones totalmente gratis y llevarte a tu casa; pero no toda la gente de la comuna va a buscar agua allí, e incluso, algunas personas nos comentaron que suelen tomar el agua de la red”, nos cuenta Gustavo Mendow.

El arsénico es una de las 10 sustancias químicas que la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera más preocupantes para la salud pública. La exposición prolongada al arsénico, a través del consumo de agua contaminada, puede causar efectos adversos a la salud humana.

«El objetivo fue diseñar un filtro domiciliario de manera tal de que la gente tenga el agua tratada en su casa. Llevamos adelante el proyecto CAI+D Orientado UNL, con las Dras. Claudia Neyertz y la Dra. Bárbara Sánchez, desarrollamos el sólido absorbente (una resina que se utiliza para tratar alimentos y tiene hierro), diseñamos y construimos el equipo”.

Y agrega: “el dispensar dura tres meses, las pruebas se hicieron en laboratorio con agua real provista por la Comuna, y luego tenés que cambiar el sólido que tiene dentro. Es un equipo muy económico, construido con tubos y accesorios de PVC, y cuesta aproximadamente 20 a 25 dólares (700/900 pesos), cuando un sistema comercial para tratar agua con arsénico, vale más de 400 dólares (alrededor de los 16.000 pesos). Esto es una propuesta concreta y posible: tenemos el equipo, falta coordinar para terminar de probarlo y luego solicitar autorización de los organismos correspondientes para poder usarlo en la población”.

El JCI TOYP (Ten Outstanding Young Persons) es un programa internacional anual de JCI (Cámara Junior Internacional) que entrega un reconocimiento formal a diez personas de entre 18 y 40 años, que se destacan por su excelencia en sus campos de trabajo, por sus logros personales, por su labor comunitaria y aporte a la sociedad. La distinción es organizada en conjunto con la Cámara Argentina de Comercio en pos de la búsqueda de jóvenes talentosos que inspiran y moldean un futuro mejor a través del desarrollo nacional.

Gustavo Mendow es investigador adjunto del CONICET y se desempeña en el Instituto de Catálisis y Petroquímica (INCAPE) de doble dependencia CONICET-UNL. Además, es docente de la Facultad de Ingeniería Química de la Universidad Nacional del Litoral.