IHUCSO

IHUCSO / La editorial Vera cartonera continúa democratizando el acceso a los libros con el estreno de su web / Todos los libros de sus colecciones, que recorren literatura junto a divulgación científica y cultural, se pueden descargar gratuitamente


Como bien lo definen en sus objetivos, Vera cartonera – proyecto del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y de la Universidad Nacional del Litoral (UNL)-pretende democratizar y redimensionar el alcance de la literatura desde políticas públicas y estatales. Y es una editorial a la que también le gusta dar buenas noticias en tiempos de crisis. Por ello, en estos momentos de aislamiento social por pandemia, la editorial continuó dándole forma a un proyecto que hoy puede darse el gusto de comunicar: el lanzamiento de su página web.

“Contar con la web, y dentro de ella poner a disposición el catálogo de Vera cartonera en versión digital, con acceso abierto, por un lado diversifica, y por el otro potencia el trabajo que veníamos haciendo antes de la emergencia del COVID-19 y que retomaremos apenas tengamos vacuna y/o antiviral. En un mundo empobrecido como consecuencia de lo que la pandemia ha generado, poner a disposición estos libros tan cuidados y tan importantes por más de una razón nos da mucha alegría”, comenta efusiva por este esperado avance, la directora de la editorial, Analía Gerbaudo, quien, además, es investigadora del CONICET en el Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales del Litoral (IHUCSO, CONICET-UNL).

Sin dudas, la presencia de la editorial en un entorno digital le va a permitir llegar a muchas más personas a las que antes, por limitaciones geográficas, no podía alcanzar y esto, a su vez, le abrirá más posibilidades de intervención. “Ahora, al poner disposición el catálogo completo de libros, y al promover su puesta en uso en cátedras de educación superior y en escuelas secundarias, sabemos que llegaremos a otros públicos que, con total seguridad, están más allá de Santa Fe, más allá de Argentina. Y “de yapa”, intentamos darle una mano a los y las docentes que están haciendo un esfuerzo didáctico enorme por adaptar las configuraciones de un aula presencial a las de un aula a distancia con las tecnologías de las que los y las estudiantes disponen”, afirma Gerbaudo.

Es que la editorial no sólo promueve la edición de libros de literatura y divulgación científica con tapas elaboradas de cartón reciclado, sino que también promueve y organiza una serie de actividades asociadas a la lectura, para que los lectores tengan una “recepción amorosa” de los mismos.

“El contexto de intervención privilegiado por nuestro proyecto está constituido por espacios donde el objeto libro no es un “bien de familia” y/o donde los sujetos sienten que ese objeto no es para ellos. Es decir, luchamos contra el ‘eso no es para nosotros’ arraigado a los sectores populares que identifican ciertos bienes de consumo cultural con la ‘alta cultura’ y con la universidad, ajenos a ellos mismos”, asegura su directora.

En ese sentido, entre las actividades que realizan se destacan talleres en donde alumnos y alumnas aprenden a armar las tapas de los libros que son hechas a base a cartón comprado al Movimiento de Trabajadores Excluidos de Santa Fe (MTE). Esas mismas escuelas donde se realizan los talleres, reciben como donación los libros fabricados, y luego participan de talleres de lectura con miembros de la editorial.

Asimismo, se participa de ferias educativas o de diversa índole, donde el momento de comprar un libro se convierte en una instancia de conversación, ya que los vendedores conocen sus contenidos y promueven su conocimiento, más allá del acto comercial.

Una editorial multidisciplinar

En Vera Cartonera trabaja un equipo personas provenientes de las letras, de la ciencia, del periodismo, del diseño – gráfico y audiovisual- y del campo educativo y artístico. Todas ellas tienen un rol particular en el proyecto, pero están unidas por un propósito especial: democratizar el acceso a los libros en una lógica de producción y de circulación de bienes culturales alternativa a la del mercado.

Como lo hacen con cada libro, el diseño y creación de la web también fue un proceso arduo de discusión para construir consensos. “Nos importa justificar cada decisión que tomamos y que todo el equipo que trabaja en Vera podamos entender por qué hacemos lo que hacemos y aportar críticamente siempre que ello suponga mejorar las prácticas”.

Hasta el momento, integran la editorial diez colecciones con diecinueve libros que abordan textos de literatura como de divulgación científica y cultural en campos que van desde las Ciencias Biológicas hasta las Ciencias Humanas y Sociales. Ese contenido se procesa de múltiples maneras: recetas de cocina, literaturas para las infancias, poesía, narrativa, traducciones, crónicas, divulgación científica, notas de prensa. También hay colecciones que tratan problemáticas como cuestiones de género, trabajos de memoria, reflexiones sobre la lengua, críticas de cine, problemas de enseñanza.

Lo que se viene: las Nano-intervenciones

“Nuestra escala de trabajo es de orden “nano”: publicamos pocos libros por año pero cuidados, muy discutidos con sus autores y autoras, con mucho trabajo de edición y diseño. A su vez, trabajamos con pocas instituciones porque defendemos la continuidad y batallamos contra el carácter episódico de las intervenciones. Queremos que quienes nos lean perciban nuestro don del tiempo: esa entrega de ese bien preciado por parte del equipo que hace posible Vera cartonera”, destacó la directora.

El equipo se encuentra delineando una serie de encuentros llamados “Nano-intervenciones con literatura y ciencia”. En noviembre se realizará uno para hacer conocer la página de Vera y el siguiente será en diciembre y buscará difundir el catálogo 2020.

“Tanto autores/as como directores/as deberán responder en cinco minutos una pregunta: “¿Qué van a encontrar los lectores y las lectoras en la colección tal y/o en el libro tal?”. Es un juego de envíos y de hipótesis en el que confiamos porque la idea es que funcionen con una lógica de breve clase informal que envíe a estudiantes y lectores por-venir a los libros”, explica al respecto Gerbaudo.

Por último, la editorial está por publicar un libro que recoge trabajos en extensión y comunicación pública de la ciencia que busca diseminar dichas prácticas. Ese libro se titulará “Más allá de la anécdota”, e inaugurará la sección “Diseminaciones” de Vera cartonera.

Vera cartonera fue creada en el año 2015 y sigue la impronta impulsada por Eloísa Cartonera y por La Sofía cartonera (Universidad Nacional de Córdoba).

Constituye una experiencia inédita de articulación interinstitucional entre el Centro de Investigaciones Teórico-Literarias (CEDINTEL) de la Facultad de Humanidades y Ciencias, el Programa de Promoción de la lectura de Ediciones UNL y el Instituto de Humanidades y Ciencias Sociales (IHuCSo-Litoral, CONICET/UNL).

Por Ingrid Lucero Parada

También te puede interesar: